REPORTATGES
E
dició 500 i última-Del 7 al 20 de novembre de 2016
 

La decisión del Constitucional sobre Catalunya, vista desde la plaza de toros de Vinaròs
“El OVNI de Vinaròs”: expediente público
Fundación El Alto: 22.800 fórmulas magistrales en África durante 10 años
La expulsión de los moriscos en Vinaròs: octubre de 1609 
Los “bunkers” de la costa de Vinaròs en el contexto de la guerra civil de 1936 (y II)
Anton Monner: ‘Parlem un excel·lent català’
Entrevista al director de La Alianza de Vinaròs José Ramón Renovell Renovell
Vuelve el oficio del sereno, al menos en Sant Jordi (edició 230, gener de 2006)

La decisión del Constitucional sobre Catalunya, vista desde la plaza de toros de Vinaròs

EMILI FONOLLOSA

La decisión del Tribunal Constitucional anulando la prohibición de las corridas de toros en Cataluña en poco o nada se va a notar en la plaza más próxima a Cataluña, por la costa sur, que había comenzado a acoger a mayor número de aficionados catalanes, según opina la peña taurina más veterana, Pan y Toros y el mismo empresario del centenario coso.

La campaña promocional emprendida en su día desde el anterior equipo de gobierno para poder acoger a más “clientela” en la plaza de toros vinarocense, que seguía celebrando los espectáculos taurinos prohibidos en la vecina Cataluña, hizo que aumentara la presencia de aficionados catalanes, según ha reconocido el presidente de esta peña con 57 años de historia y 500 socios José Miguel Vallés. Aunque vuelvan a celebrarse corridas en Cataluña, consideraba Vallés que no van a perder estos “clientes” catalanes porque “básicamente nos viene gente de la provincia de Tarragona, no llega gente más alejadas por ejemplo de la propia Barcelona” decía a  VINARÒS NEWS.

De opinión similar, es el empresario de la plaza Jesús Domínguez, “la gran base de espectadores que nutren cada corrida nuestra es la gente de Vinaròs y alrededores y sobretodo los grandes aficionados que hay en les Terres de l’Ebre, es decir, el sur de Tarragona”. “A la gran fuente de aficionados del sur tarraconense les pilla más cerca venir aquí que ir a Barcelona, además hay otra fuente importante de espectadores que es el turismo de Vinaròs y Peñíscola y los cámpings del sur de Tarragona también les vienen mejor ir a Vinaròs”. Asimismo, como en Barcelona, los carteles más atractivos son para la Mercé, “tampoco influirá nada”. “Como empresario por tanto no tendrá impacto negativo y como aficionado me siento orgulloso de que haya estado por encima de todo la libertad de decidir dónde va cada uno y donde se gasta los dinero” añadía.

La peña taurina Pan y Toros, que da un gran colorido y animación a cada corrida de las que se celebran en Vinaròs, ha aumentado ligeramente el número de socios en los últimos años con aficionados de Cataluña de ciudades como Tortosa y Reus. “Las dos corridas que se hacen en verano tienen presencia de catalanes, por ejemplo, estos nuevos socios se apuntaron a la peña para venir a verlas y no solamente se desplazan hasta Vinaròs sino también van más al sur con plazas más grandes, como Castellón y Valencia” apuntaba Vallés.

Por su parte, Domínguez añadía que “cuando es un espectáculo donde la gente paga su entrada, que no es barata, y además yo en Vinaròs no tengo ninguna ayuda económica por parte de la corporación, si un empresario quiere dar toros jugándose su capital y una gente quiere verlos pagando su entrada no entiendo cómo alguien quiere prohibir la libertad de elección de cada persona y cada empresa”. “Además, no se está haciendo ninguna actividad ilegal ni que invoque al odio, esto es una victoria sobre la tolerancia de algunas personas” añadía el empresario taurino.

La resolución del Constitucional en nada va a variar esta situación, según la opinión personal del máximo responsable de la Pan y Toros, “dudo mucho que vuelvan a celebrarse corridas ya que desde Cataluña van a hacer lo imposible para evitarlas, aunque ahora ya no puedan estar prohibidas, el gobierno catalán no pienso que esté dispuesto a tomar muy en consideración lo dicho por el TC, hará lo imposible para que no vuelvan los toros, aunque ojalá me equivoque con el pronóstico”.


El OVNI de Vinaròs”: expediente público

E.FONOLLOSA-X.FLORES            

El expediente desclasificado el 15 de febrero de 1996 con el número 830712 es uno de los 80 informes que el Ministerio de Defensa recientemente ha publicado de forma digitalizada con 1.900 páginas de 'Expedientes OVNI' en toda España y está dedicado íntegramente al avistamiento que se produjo en Vinaròs el 12 de julio del año 1983.

Entre los 80 informes ahora recién sacados a la luz públicas, hay otro donde también se cita a Vinaròs, se trata del titulado "Avistamiento de fenómenos extraños en el vuelo IB-435 Palma-Madrid: 25 de Febrero de 1969 (1969) - España. Mando" pero en este caso el fenómeno no tiene su origen en Vinaròs. La documentación del avistamiento de Vinaròs incluye distintos informes del Ejército del Aire e incluso un croquis de la trayectoria que realizó en el cielo el OVNI que llegó a observar un turista que pasaba el verano en esta ciudad. La Biblioteca Virtual del Ministerio de Defensa ha puesto a disposición de cualquier interesado toda la documentación que se elaboró en cada uno de los casos ahora desclasificados. En el momento del avistamiento, estaba junto con su mujer y su hijo.

 Cerca de media docena de veces se recogen avistamientos de OVNIS en la Comunitat Valenciana, pero la mayoría en la provincia de Valencia, siendo por tanto el de Vinaròs algo excepcional. El avistamiento fue en plena noche y no resultó ninguna fantasía suya porque también en otros lugares de España dijeron haber visto algo extraño en el cielo, incluso desde aviones militares y comerciales. La Policía Local de Vinaròs le tomó testimonio y elaboró un informe para la Tercera Región Aérea.

El objeto volador no identificado voló en dirección al noreste, por los alrededores de las montañas que hay entre Xert y Morella. El testigo cogió unos prismáticos de precisión y observó durante más de un minuto sin poder identificarlo. El objeto volador había dejado tras de sí una amplia estela luminosa y describía en el cielo curvas suaves ascendentes y descendentes, en forma de espiral, como aparece en el dibujo incluido en el expediente desclasificado.. La Tercera Región Aérea remitió el informe al coronel jefe del Sector Aéreo de Valencia para iniciar las investigaciones oportunas.

El asunto llegó incluso a tratarse en el Congreso de los Diputados, como también consta en el expediente. El diputado del Grupo Parlamentario Popular, Gabriel Elorriaga, preguntó a la mesa del Congreso qué documentación oficial había sobre este objeto volador, qué reacciones se habían producido por parte de los sistemas de control y si era suficiente y adecuado el control aéreo existente. El Mando Aéreo de Combate (Macomer) emitió un informe donde daba dos posibles explicaciones: que fuera un meteorito que penetró en la atmósfera y se desintegró (momento que explica un repentino cambio de rumbo y giros erráticos) o que fuesen restos de algún objeto espacial. El Macomer aseguraba en el informe que "en los meses de julio y agosto son frecuentes los pasos de meteoritos por la atmósfera terrestre".

También se indicaba en el informe que el ejército del aire "recopila toda la información que existe referente a observaciones de objetos volantes no identificados, la mayoría de los cuales suelen tener una causa natural. El día 10 de enero de 1996 el caso quedó definitivamente desclasificado y ahora está a disposición de todos tras ser publicado en la Biblioteca Virtual del Ministerio de Defensa.


Fundación El Alto: 22.800 fórmulas magistrales en África durante 10 años

XAVI FLORES                    

Tiene su sede en Vinaròs y su presidente es el farmacéutico vinarocense David Roca Biosca. La Fundación El Alto cumple este año su décimo aniversario. Esta Organización no Gubernamental para el Desarrollo (ONGD), que cuenta con 4 premios nacionales (Fundación Cofares, Bankia, BBVA Territorios Solidarios y Correo Farmacéutico) y uno internacional conseguido por la Alianza Mundial para la Tuberculosis, trabaja desde el año 2006 en la mejora de las condiciones sanitarias de varios hospitales de África, implantando un servicio de farmacia hospitalaria que cumpla con las normas internacionales de calidad.

Y es que lo más importante para esta ONGD es que estos países puedan fabricar sus medicamentos. Gracias a ello, en estos laboratorios ya se han podido realizar en estos 10 años 22.800 fórmulas magistrales y se han beneficiado 2.375.000 personas. Los 70 voluntarios que han participado en los proyectos han formado a un total de 45 técnicos africanos ininterrumpidamente, y se han atendido 780.000 pacientes directamente. La Fundación cuenta actualmente con más de un centenar de socios y ya está pensando en su próximo proyecto.

Se han cumplido 10 años desde que se inició este proyecto solidario con sede en Vinaròs ¿Cómo y quién decide hacer realidad la Fundación El Alto?

Después de estudiar la carrera de Farmacia y el Master de Ortopedia en Madrid, decidí hacer un viaje por América latina durante tres meses yendo a visitar a un amigo que se había trasladado a Perú. Posteriormente estuve viajando por la Amazonía y de allí crucé a Bolivia. A la vuelta de ese viaje me di cuenta de las necesidades que podía ayudar a cubrir con lo que había aprendido durante mi época de formación; me junté con mi familia y tres amigos y decidimos arrancar este proyecto. 

¿Por qué el nombre ‘El Alto’?

Fue durante este viaje por América latina donde estuve conociendo la realidad de esas poblaciones. El Alto de la Paz fue la última parada de mi viaje y nos pareció un bonito nombre para la Fundación que estaba naciendo.

¿Qué diferencia a la Fundación El Alto de otras ONG farmacéuticas o sanitarias?

La diferencia es muy sencilla. Nosotros exportamos un modelo técnico en común a todos nuestros proyectos. Por otra parte, trabajamos una cooperación basada en la formación; creo que no tiene sentido tener grandes medicamentos si no se conoce cómo utilizarlos. Respecto a nuestros modelos, utilizamos técnicas de formulación magistral para fabricar los medicamentos in situ.

Habéis realizado proyectos en países africanos como Etiopía, Chad y Uganda ¿De qué depende escoger un lugar y no otro para realizar vuestros proyectos?                                                                                                  

El primer país donde arrancamos fue Etiopía. El inicio en el Hospital de Gambo, en Etiopía, fue debido al azar puesto que estuve buscando proyectos de ortopedia y cooperación para trabajar en África ya que conocía varias ONG farmacéuticas y no conocía la existencia de ninguna basada en la ortopedia. En esta búsqueda encontré por internet una publicación del Hospital de Gambo y el trabajo orto protésico que estaban desarrollando en pacientes con lepra en ese hospital. A los pocos meses, fui por primera vez a Etiopía donde pude observar que la ortopedia la estaba llevando un traumatólogo del Hospital Infantil de la Fe de Valencia, el Dr. Francisco Lorente, con muy buenos resultados. Reunido con el director del Hospital de Gambo, decidimos que el proyecto que nosotros íbamos a desarrollar en dicho hospital era el de su Farmacia.

Remodelar y dotar el servicio de farmacia del hospital de Gambo, en Etiopía, fue vuestro primer proyecto.

Así es. En abril de 2007 arrancamos el primer proyecto en terreno y contamos con apoyos materiales muy importantes y mucha ilusión pero con poco presupuesto. De hecho, me fui personalmente a Etiopía por segunda vez y fue en esta ocasión cuando pusimos en marcha el proyecto. Fue entonces cuando conseguimos tener la primera Farmacia informatizada de Etiopía. Cuando nosotros arrancamos allí, no había ningún farmacéutico en el Hospital y el control técnico que podían realizar de los medicamentos era un control muy escaso por la falta de conocimiento técnico. Además, cambiamos los espacios físicos de la Farmacia y creamos el laboratorio de formulación magistral. Por aquel entonces, el cuerpo de inspección del Ministerio de Sanidad de Etiopía no tenía desarrolladas las especificaciones que debía cumplir el laboratorio del Hospital por lo que empezamos a trabajar junto a ellos para que conjuntamente varios hospitales federales en Addis Abeba desarrollaran sus propios laboratorios de formulación siguiendo lo que nosotros acabábamos de desarrollar en Gambo.

Explícanos también el proyecto realizado en Chad

Después de la buena acogida que tuvimos en el primer proyecto, decidimos extrapolar nuestro modelo a un país francófono como es la República del Chad. Las condiciones eran un poco más complicadas en Chad puesto que acababa de salir de una revuelta contra el gobierno del país que no fructificó pero que dejó en una situación bastante delicada a las instituciones chadianas. Además en Chad acababan de descubrir pozos petrolíferos con lo cual aumentó el precio de la vida sin aumentar los salarios de las personas lo que supuso un problema humanitario de primer orden.

Por otra parte, ya en aquel entonces nos venía una gran cantidad de población refugiada de la República Centroafricana lo que ocasionaba una gran concentración de pacientes en el hospital. En este marco complejo, construimos un edificio dentro del hospital y empezamos a trabajar en pacientes ambulatorios y pacientes ingresados en el centro. También cabe destacar que este hospital posee una red de 23 centros de salud a los cuales nosotros estamos suministrando también medicamentos. Otro proyecto que estamos desarrollando en el hospital es el de educación sanitaria para pacientes con VIH, malaria y tuberculosis. La semana pasada visitó Vinaròs Pablo Vibanco que es el próximo farmacéutico que va a trabajar de manera voluntaria en el hospital de Bebedjia durante los próximos seis meses.

También habéis remodelado de la farmacia del hospital de Kitgum, en Uganda

Efectivamente. Kitgum ha supuesto para la Fundación El Alto un reto muy interesante ya que es el centro hospitalario más grande del norte de Uganda con 280 camas. Allí ya tenemos preparada la guía fármaco terapéutica y estamos formulando medicamentos desde septiembre de 2014. El próximo proyecto va encaminado a coordinar parte del conocimiento técnico de la Facultad de Farmacia en la Universidad de Gulu a escasos kilómetros del hospital donde la Fundación El Alto está encargada de formar a futuros farmacéuticos ugandeses.

¿Coordinas personalmente la ejecución de los proyectos?

En la actualidad contamos con un equipo de 30 personas locales más los farmacéuticos expatriados y tres coordinadores de proyectos que desarrollan su actividad de manera voluntaria. Contamos en nuestras instalaciones en Vinaròs con la secretaria técnica de la Fundación, Almudena Oms, y entre todos constituimos el equipo humano de la Fundación El Alto.

¿Cuál ha sido el presupuesto invertido en estas actuaciones en los tres países? 

En los 10 años que llevamos, trabajamos por proyectos y por fases de proyectos. Se han fabricado 22.800 fórmulas magistrales y se han beneficiado 2.375.000 personas. Respecto a la inversión económica que hemos realizado es de unos 750.000 euros.

¿Cómo se consigue el capital necesario para llevar a cabo los proyectos?

En estos años de crisis nos está tocando luchar mucho para conseguir la financiación. Pero gracias al apoyo de nuestros socios y de financiadores privados, estamos consiguiendo cumplir con todos nuestros objetivos. También hemos recibido premios nacionales e internacionales que nos han ayudado en la ejecución de los proyectos.

¿Cuáles son las próximas actuaciones que tiene previsto realizar la Fundación durante los próximos años?

Nuestro objetivo es en primer lugar mantener los proyectos que actualmente tenemos y generar otro servicio de farmacia en otro país africano todavía por determinar. Además, estamos trabajando con la Universidad Autónoma de Madrid dando clases a los alumnos del Master de Medicina Tropical y generando un marco académico y científico a las actividades que estamos desarrollando. Por último, como he dicho anteriormente, vamos a trabajar con la Universidad de Gulu de Uganda para mejorar la formación universitaria de los farmacéuticos ugandeses.

El voluntariado es una parte fundamental de la Fundación ¿Qué requisitos se piden para serlo y poder formar parte de estos proyectos?

El primer requisito es ser licenciado o poseer un grado en Farmacia. Se debe conocer además la lengua del país en el que se vaya a trabajar (inglés o francés) y las personas candidatas deben pasar una prueba de nivel. Por otra parte, se valora la experiencia en proyectos de cooperación internacional así como las oposiciones a FIR y el doctorado en Farmacia.

¿Cómo se puede colaborar con la Fundación El Alto?

Todas aquellas personas interesadas en colaborar con la Fundación El Alto y que no sean farmacéuticas, pueden ponerse en contacto con nosotros a través del número 666.529.828 o mandándonos un e-mail a info@fundacionelalto.es Para las personas de Vinaròs, pueden pasar por la Farmacia de la Calle San Francisco, 6 para aportar su granito de arena en nuestra ONGD y recibir mayor información.

No quiero acabar esta entrevista sin agradecer a todas y cada una de las personas que nos han ayudado durante estos 10 años técnica y económicamente. Sin todos y cada uno de ellos no habríamos podido desarrollar nuestra actividad. 


La expulsión de los moriscos en Vinaròs: octubre de 1609

ALFRED GÓMEZ

Conmemoramos el pasado octubre el embarque e injusta expulsión en el año 1609 de los moriscos del Reino de Valencia en nuestro puerto.  ¿Quiénes eran los moriscos y qué representó su expulsión? Diremos que se trataba de una etnia con un fuerte componente hispano tras nueve siglos de permanencia aquí, y que permaneció arraigada en sus tierras tras la reconquista, sufriendo numerosas represiones.

El 22 de septiembre del año 1609 se promulgó el decreto de expulsión de los moriscos de nuestro país. A una gran mayoría de ellos se les embarcó en Vinaròs. Todo un pueblo, los antiguos pobladores de las tierras valencianas convertidos al islam, fueron reunidos con lo puesto y por decreto del monarca castellano, expulsados de sus tierras. Una limpieza étnica sin parangón en nuestro país, que despojó de sus bienes y patria a centenares de moriscos que fueron expulsados de manera indiscriminada, siendo el puerto y playa de Vinaròs uno de los lugares de embarque de una gran parte de los moriscos echados de sus casas y de su tierra.

Los musulmanes habían tenido hijos, nietos… durante nada menos que 30 generaciones. Habían perdido mucho de su idiosincrasia pero  seguían apegados a su lengua, tradiciones y religión y eran, socialmente hablando, tan valencianos como quienes procedían de etnias íberas, romanas o godas. Es decir “valencianos” de pies a cabeza. Esto es quizá difícil de entender, pero si ponemos de relieve que desde Castilla, hoy en día, no se comprende que los mal llamados levantinos (valencianos, catalanes o mallorquines) tengamos nuestras particulares señas de identidad, nuestra lengua, nuestra bandera, nuestras tradiciones, así como apego a nuestros orígenes nacionales, con un más que evidente despego hacia otras manifestaciones centrales, podemos imaginar si, encima, tuviéramos otra religión

Eso eran los moriscos, aunque se nos haya hecho creer lo contrario especialmente desde postulados religiosos. Y su expulsión, con razones simplemente religiosas, encubría un problema social profundo: La explotación de una mano de obra barata de unas gentes esforzadas, sobrias y, además, prolíficas, marginadas en el seno de una sociedad diferente.Téngase en cuenta, por ejemplo, el rigor de la época en la celebración de numerosas fiestas religiosas cristianas en que estaba prohibido trabajar.... cosa que hacían los musulmanes, en beneficio propio y de los nobles, pero en detrimento de los obreros cristianos. Y no por ser de otra raza, sino por ser de otra religión.

Y hoy la cuestión es de que modo habremos de conmemorar la expulsión de tanto valenciano en un proceso de genocidio y limpieza étnica, además de religiosa, llevada a cabo por la Corona a instancias de la Iglesia. Que debe ser conmemorado o rememorado no cabe duda, ya que fue un grave problema para la economía valenciana, que se vio privada de un tercio de su población, es decir, de la mitad del censo laborar valenciano, especialmente agrícola. El Reino tardó muchos decenios en levantar cabeza por ese gravísimo error político y, por supuesto, religioso.

            Y Vinaròs jugó, en ese momento, un relevante papel que debe ser recordado. Y lo más grave es que, quien lo llevó a cabo con pasión, hoy está en los altares  Sabemos que la expulsión afectó sobre todo a decenas de mujeres, niños y ancianos que fueron custodiados en Vinaròs en una gran explanada, donde hoy se alza la torre Ballester, sin apenas alimentos ni resguardo.

Se ha escrito que los embarques moriscos en Vinaròs se llevaron a cabo el mes de septiembre. Cosa errónea, ya que el primer embarque se llevo a cabo el 7 de octubre de 1609. Las galeras reales al mando de Pedro de Toledo llegaron a la ciudad a finales de septiembre, atracando frente a la playa del Fortí. Los moriscos fueron llegando a Vinaròs de manera paulatina ya que tenemos documentado que el 15 de octubre seguían llegando aún moriscos desde Castellón, y lo siguieron haciendo pasada esa fecha, ya que no fueron los últimos. Eran mujeres y niños que venían a pie sin apenas medios de subsistencia alguna, y que fueron sacados de sus casas de inmediato con lo que podían transportar en sus hombres.

De Valencia fueron expulsados más de 100.000 moriscos, de los cuales aquí en la playa del Fortí se embarcaron más de 15.000, aunque hubo embarques posteriores, llegando incluso a los 20.000, casi la población actual de Vinaròs. Y en ello hemos de contar los que escaparon de los soldados vigilantes por los caminos rurales hacia Catalunya y Francia, que no debieron ser pocos, y los fallecidos en el camino o en el campamento por el cansancio o falta de alimentos. Al menos llegarían a Vinaròs unos 30.000 moriscos, la misma población que fue expulsada de toda Andalucía que fue de 29.939 según los datos oficiales de la época. 

Desde Vinaròs fueron embarcados en las galeras hacia Argel, Túnez, Orán y otras ciudades de Africa. Las crónicas nos dicen que fueron acogidos allí con fervor, pero más lejos de la realidad, ya que al llegar allí fueron expoliados, maltratados, violados y esclavizados de mala manera. La labor “cristiana” los acabó de rematar. El reconocido arzobispo Ribera consagró este acto como un episodio de gran relieve en nuestra Valencia, destacando que se había librado del Islam y consagrado una Valencia católica.  En 1614 se dio por terminada la expulsión de los moriscos.

Esperemos que de este desgraciado acto, que tuvo una gran repercusión en la economía valenciana, que la dejó sumida en la pobreza, además del genocidio que se llevó a cabo, se instaure a cabo un reconocimiento de estos valencianos que fueron expulsados de sus tierras y que se reconozca el gran error llevado a cabo por la corona y por la iglesia, en un solemne perdón por el gran error histórico que aún pagamos los valencianos.


Los “bunkers” de la costa de Vinaròs en el contexto de la guerra civil de 1936 (y II)

ALFREDO GÓMEZ

De los nidos y fortificaciones catalogados en Vinaròs dejamos constancia de los siguientes: Cala Puntal - Les Salines (desaparecido) - Playa de arena “Roca de la Gavina” – Contramuelle en playa de arena- Contramuelle en parte interior - Muelle del puerto mirando a playa Fortí - Playa Fortí (al menos uno documentado y otro en la punta del Río Servol (sin restos documentados) - Zona Cossis- Playa Nofre - Zona Los Pinos - La Peñiscoleta - La Foradada - Sol de Riu (término Vinaròs).

De todos ellos podemos destacar algunas singularidades de alguno de los mejor conservados.  

CALA PUNTAL

   En la zona de la Cala Puntal existen los restos de un reducto rectangular atrincherado el cual esta adosado a la roca. Hace unos cuantos años estaba en perfectas condiciones, pero con el paso del tiempo se ha derrumbado una parte del mismo. Era posiblemente el más grande de todos y controlaba el paso por mar como punto principal de vigilancia en la costa sur. Este nido de ametralladoras construido con piedras y mortero medía unos diez metros de largo por dos de ancho y contaba con varias aspilleras de cara al mar. Está construido con piedras y mortero y cubierto con bóveda angular adosada a la roca. Posee dos bocas de entrada, una en un lateral en la cara sur y otra en la cara oeste, fuera del alcance de los barcos. En sus paredes no encontramos ninguna inscripción.

La garita se encuentra en un lugar estratégico ya que desde el mismo se domina el paso de embarcaciones entre Benicarló y Vinaròs, al estar en el mismo saliente de la punta de la Cala Puntal. Su estado de conservación es regular, pero si no se actúa en el mismo puede acabar desapareciendo. 

PUNTA DE LA ROCA DE LA GAVINA

  En el saliente conocido por Roca de la Gavina, junto a la playa del Clot queda en pie un reducto atrincherado de gran interés. Se trata de un nido de ametralladoras bien fortificado compuesto de  tres espacios independientes que apuntan a norte, sur y este, comunicados por unos escalones de obra y a los cuales se accede por un amplio pasillo abovedado que hacía de almacén. Como puede verse, el techo se ha derrumbado, pero se conserva aún su interesante estructura principal hecha de ladrillos y mortero, que servía de almacén de material y de refugio para los soldados. Curiosamente, había una inscripción en uno de los muros que parece originaria, aunque ya ha desaparecido la conservamos fotografiada.

Frente al mismo, adosado al muro del contramuelle, en el exterior del muro se encontraba un reducto para la protección de la playa del Clot, cerrando por ambos flancos un posible desembarco en la playa de arena con fuego cruzado, fuertemente defendida con cañones antiaéreos. En el interior del contramuelle había también un bunker defensivo, del cual no se conservan fotografías. 

Colonia Nofre 

PUERTO Y PLAYA DEL FORTI

  En el dique de levante del puerto, mirando a la playa del Fortí, queda en pie un interesante nido de ametralladoras. Se trata de un curioso “bunker” bien camuflado entre las rocas, con un espacio central para las ametralladoras y unos anexos para el material. Su estado de conservación es bastante bueno y se puede visitar perfectamente. Se encuentra detrás del muro de lo que fue el “Dins del Port” y su visita para los interesados es recomendable.

En la playa del Fortí, en las escaleras que daban acceso a la playa frente al antiguo colegio San Sebastián se encontraba también un bunker defensivo pegado al muro, construcción que desapareció hace unos cuantos años, pero que tenemos bien documentado por las fotografías. Posiblemente existiera otro al final del paseo, junto al Servol, cerrando la entrada al río junto con del otro lado.

PUNTA DE ELS COSSIS

  En la explanada de la Punta de “Els Cossis” existen los restos de dos nidos de ametralladoras, uno mirando hacía Vinaròs y otro al norte, protegiendo ambas playas norte y sur. Junto a la explanada central estuvieron dispuestas toda una serie de baterías de defensa aérea. Se conservan parte de dos nidos de estructura abierta, sin techumbre. Dos defensas de “cuerpo a tierra” para defender tanto los desembarcos en la playa como las baterías de la explanada contigua. El de la parte sur ha desaparecido completamente con lo cual nos es difícil establecer su estructura aunque se conservan los restos de la planta. El que mira al norte se ha conservado parte de la estructura del recinto principal conformado por un rectángulo con una gran aspillera de cara a la playa del Nofre.

 Platja del Clot

LA PENISCOLETA

En el saliente de la playa del Triador conocido por “La Peniscoleta” se levantaba un nido de ametralladoras que defendía la playa de norte a sur en este sector. Su nombre se debe a la similitud que posee el saliente con el tómbolo peñiscolano. Un saliente hacia el mar donde la posición defensiva era idónea para el control de la costa. Del mismo solo queda actualmente una pequeña parte de la estructura original. Los muros que lo rodean son actuales. 

SOL DE RIU

En la parte sur de la zona de Sol de Riu se conservan los restos de una estructura defensiva fortificada. Como se puede comprobar a pie de la misma, estaba cubierta por una techumbre de la cual quedan los restos de los anclajes. Es ya la última construcción del término de Vinaròs. 


Anton Monner: ‘Parlem un excel·lent català’

JOAQUIM BUJ

Anton Monner (Gandesa, 1944) acaba de publicar el ‘Vocabulari de la Terra Alta’, un estudi de les paraules que s’usen a la comarca. És mestre de català i graduat social, va exercir de director d’una oficina bancària.És autor de treballs sobre toponímia i història de la Terra Alta, a més d’impulsor d’entitats a la comarca.

- Què aporta al que ja s’ha publicat?

És un estudi fonamentat en les paraules que s’usen a la comarca, portant al darrera de cada entrada el seu significat, com si fos una enciclopèdia amb les corresponents explicacions antropològiques, culturals, històriques, o els animals i plantes remeieres, les eines, expressions i mots propis  de cada ofici que usaven ferradors, esquiladors, barbers, boters, pescadors, caçadors, abellers, pagesos, carreters, entre altres.

- Àngels Cid il·lustra el llibre.

És expressiva, natural i realista; vaig creure convenient demanar-li les il·lustracions de la tapa i els dibuixos interiors. El llibre ha guanyat molt i li he d’agrair la seua col·laboració.

- Es perden paraules?

La llengua és un element viu. Les paraules neixen i moren. I més avui amb la informàtica pel mig i les incorporacions d’anglicismes. Un pagès de fa cent anys anava en carro, llaurava amb el matxo i cavava amb l’aixada. Avui tot és diferent; el pagès actual usa paraules distintes. Tot necessitava un altre llenguatge, ben diferent de l’actual.

- Com es pot evitar la pèrdua?

He recollit el vocabulari per deixar-ne constància per les futures generacions. Amb la televisió, l’escola i la premsa tot canvia ràpid. Els joves parlen diferent per aquestes influències. Ens van obligar a estudiar a l’escola una llengua forastera, molta gent era analfabeta i s’introduïren molts de castellanismes i barbarismes. Ara, els joves parlen millor que els seus avantpassats; estudien el català i veuen la televisió, escolten la ràdio i poden llegir la premsa en català. Això és bo que sigui així, servant modismes i formes pròpies que reflecteixen la nostra manera de ser.

- Hi ha un cert complex d’inferioritat?

A la Terra Alta parlem un excel·lent català i a l’Ebre també, sempre que no s’introdueixin castellanismes i barbarismes que sense televisió pròpia, ni escola, ni premsa resulta ben difícil conservar-lo. A la Franja els diuen que parlen “xapurreao”, només per l’odi i com a befa.

 (FOTO D'AGUAITA.CAT)

- Cal potenciar expressions com “Xeic, paraules ebrenques”?

No cal potenciar-les. Elles es serven soles i també és bo. Les generacions actuals parlen millor però segueixen usant xeic, natros, l’article “lo”, alego, fato, rabosa, llavar, faenada o aïnes, per exemple. Algunes estan autoritzades i altres no però l’ús es serva o no, segons les necessitats de comunicació de la mateixa societat.

- La seua defensa de paraules considerades erròniament “castellanismes” li han dut més d’una discussió...

En una entrevista va sortir el mot Ebro. I sí, s’han produït reaccions contràries. Mantinc que els nostres pares, avis i antecessors sempre han usat Ebro. Amb la castellanització imposada amb el Decret de Nova Planta l’any 1717, als documents anteriors sempre apareixia Ebro i als posteriors també. I ho puc verificar pels arxius parroquials i notarials. Però ara mateix, malgrat que el topònim és Ebro i no Ebre, resulta difícil anar a contracorrent. Ebro s’anirà morint i Ebre quedarà. Les llengües són realitats vives i els vocables canvien.

- Ens quins altres projectes està treballant?

Escric i llegeixo molt tots els dies. I ara penso continuar remenant arxius; tinc dificultats a la vista però, si puc, i tinc salut, revisaré els arxius notarials de Gandesa, dels segles XVIII i XIX. Ho alterno anant al camp, treballant les terres, conreant l’hort, fent exercici físic, respirant aire sa i cada dia de festa caminant entre 15 i 20 quilòmetres. Faig una mica el que vull, sap?, i treballant molt, xalo més que mai! Llevant-me a les cinc del matí, el dia dóna per molt!  


Entrevista al director de La Alianza de Vinaròs José Ramón Renovell Renovell

SALVADOR QUINZÁ

Entrevistamos al maestro-director de la “Escuela de Música La Alianza de Vinaròs José Ramón Renovell Renovell.

José Ramón, ¿que tal fue el inicio de curso?

Pues te diré que este año el inicio de curso ha sido muy interesante y diferente, ya que hemos llevado a cabo unas de las propuestas mas importantes que teníamos, cual ha sido la Entrevista a fondo con José-Ramón Renovell Renovell, director de la Escuela de Música de la Sociedad Musical “La Alianza” adaptación de la “aula nº 1” para los niños mas pequeños. Piensa que en la “Escuela de Música” nos traen niños incluso de 3 años de edad en adelante. Se ha cambiado en la misma todo el piso colocando uno de parket, se ha provisto de un nuevo mobiliario adaptado a estos niños tan pequeños, se ha pintado todo y se ha realizado una buena campaña de propaganda, la cual nos ha dado mucho éxito. En esta aula hay niños entre 3 y 6 años de edad, los cuales han tenido la matrícula gratuita.

Hablamos de la “aula nº 1”, en la cual ha habido muchos cambios. ¿Cuál es la comparación del pasado ejercicio a este que se inicia?

Pues antes, los niños estaban en una clase del piso de arriba, en el 2º piso. Era una clase de pocas dimensiones y comparada con la actual, esta es mucho mas grande y amplia, en la cual, pueden disfrutar mas cómodamente de la música, los movimientos, la danza, etc. y así disfruten de la clase y puedan desarrollar todas estas actividades necesarias a su corta edad. Hemos tenido una buenísima acogida a cargo de los padres, lo cual nos hace que estemos muy contentos, ya que nuestra idea con este cambio ha sido todo un éxito.

La banda lleva un ritmo trepidante.

Nuestra actividad está en los conciertos y enseñar a los educandos música. Por lo tanto, la forma de demostrar lo que van aprendiendo, evidentemente es lo que demuestren en los conciertos presentándose delante del público. Tuvimos el primer concierto de apertura el día 24 de septiembre, con una demostración de varios grupos instrumentales, y con la actuación de dos de nuestras bandas, la “Juvenil” y la “Infantil”. El día primero de octubre tuvimos el concierto de la “Carta Pobla” con la “Banda Sinfónica”, y después y en un concierto patrocinado por la “Diputació Provincial de Castelló”, tuvimos un festival de bandas en que actuamos la “Banda Sinfónica” con la banda de la “Agrupación Musical “La Primitiva” de Pozo Cañada (Albacete), que es el pueblo de nuestros músicos Tomás Sánchez padre e hijo.

El día 19 de noviembre, ya tenemos el concierto de “Santa Cecilia”, un mes mas tarde ya tenemos el concierto de “Navidad”. Por lo tanto, y como ves, nuestra actividad es frenética y de lo que se trata, es de ofrecer al público que cada vez nos llena el auditorio, y del que estamos pero que muy contentos, pues que vean el trabajo que estamos realizando día a día aquí en nuestra ciudad.

José Ramón, volviendo a la Escuela de Música, ¿cómo está este nuevo curso?

Con los profesores que actualmente disponemos, tenemos cubierto todo el aspecto musical, la familia del viento y metal, madera y percusión, también lo que cubre todos los instrumentos de cuerda y orquesta, tenemos profesores de violín, viola, contrabajo y mas a mas de piano. Realmente tenemos una amplia gama de profesores.

¿Son profesores titulados?

Por supuesto. Esto es lo más importante. Los padres deben de tener mucha seguridad de que la enseñanza musical de sus hijos, debe de estar tutelada por profesores especialistas cada uno de ellos en su materia, repito, con profesores superiores en su instrumento. Esto es una cosa muy importante y da mucha seguridad y calidad en la enseñanza.

¿Cómo está la participación en próximos certámenes?

En la actualidad hemos estado trabajando mucho con la obra de mas importancia que ofreceremos en el próximo concierto de “Santa Cecilia” el próximo 19 de noviembre, de un joven compositor holandés Jean Banderros, siendo esta obra de las que se pueden preparar para concursar en certámenes, dentro de bandas de la 1ª sección. Por supuesto que la podríamos llevar para competir en un certamen, y la cosa está en estos momentos en estudio. Esto es lo que te puedo comunicar en estos momentos. Lo que si te diré, es que la banda en la actualidad está pasando por un buen momento, por lo cual estamos todos muy contentos. Por cierto, visitando el “aula nº 1” hemos visto niños incluso de 3 años.

 ¿Tiene futuro la Sociedad Musical “La Alianza”?

Nuestra banda no es que tiene solo futuro; tiene pasado, presente y futuro. El pasado ya sabemos el que es, una banda con más de 100 años de antigüedad. El presente es este gran momento que está viviendo la banda, y el futuro está aquí, cada año va entrando gente nueva, y este en concreto al haberse inscrito mas de 200 futuros músicos, pues esto lo dice todo. Contestando a tu pregunta, tenemos un futuro asegurado.

¿Deseas añadir alguna cosa más?

Invitar a toda la gente que desee aprender música, desde 3 hasta 99 años, que se pasen por nuestra “Escuela de Música”. Pienso que es una actividad muy importante hasta para las personas jubiladas. Yo les animaría a ellos a estudiar música, invertirían bastante tiempo, y la aportación de la música a la personalidad de cada uno, es una cosa muy importante. Pues por mi parte, como siempre, te agradezco José Ramón todas tus sinceras respuestas.


Vuelve el oficio del sereno, al menos en Sant Jordi (edició 230, gener de 2006)

RAMON BLANCH

La creciente oleada de robos en el casco urbano como en el resto del término municipal de Sant Jordi ha obligado al Ayuntamiento que preside Luis Tena a recuperar la figura del sereno, que centra su trabajo en vigilar la villa durante la noche, los siete días de la semana. La autoridad local también ha anunciado aVinaròs.News que durante el día también habrá un guardia de campo en colaboración con la Sociedad de Cazadores de la población que vigilará, principalmente, todas aquellas explotaciones agrarias y ganaderas que puedan ser objeto de robos.

“No quiero que mis manifestaciones se conviertan en una crítica, pero nos hemos visto obligados a buscar soluciones que devuelvan la tranquilidad a los vecinos de Sant Jordi”, dijo. “Lo he dicho muchas veces, tenemos un problema serio de inseguridad ciudadana en nuestra comarca que debería de atajarse, porque de lo contrario nos vamos a encontrar en situaciones muy preocupantes”, añadió. A cerca de las atribuciones del sereno, Tena manifestó que “tendrá algunas, pero su misión principal se centra en detectar y avisar a la Guardia Civil de cualquier acción delictiva”. El alcalde recordó la problemática que supone para Sant Jordi los asentamientos de temporeros situados junto a la carretera nacional 232 en el término municipal de Vinaròs y a poco más de un kilómetro del pueblo. Es difícil datar cuándo surgió la figura del sereno en los pueblos de España, pero seguro que a fecha de hoy cuando todavía estamos comenzando el siglo XXI sigue estando muy presente, no sólo en la memoria de nuestros mayores, sino en iniciativas como la del alcalde de Sant Jordi.

MANEL

"El actual sereno del municipio, que comenzaba su trabajo esta misma semana pasada, se llama Manel y, desde las 12 de la medianoche hasta las 6 de la mañana, vigila toda la trama urbana con el único objetivo de desbaratar los planes de los ladrones, principalmente. Acerca de cómo surgió la idea, recordó que "el alcalde estaba buscando la formula de paliar la oleada de robos que se estaban produciendo en Sant Jordi que, en algún caso, revistió cierto peligro para los vecinos". "Después de sopesar varias posibilidades me preguntó sí quería convertirme en el nuevo sereno del pueblo para evitar en la medida de lo posible los robos que se estaban produciendo", señaló.

Entonces, "lo pensé un poco y dije que sí", añadió el sereno. Esta aceptación vino arropada por el apoyo de los vecinos de Sant Jordi, "a los cuales agradezco la confianza depositada", destacó Manel. En relación a su trabajo, indicó que la jornada comienza a las 12 de la medianoche hasta las 6 de la mañana, aproximadamente. "Con un vehículo, voy recorriendo las calles del pueblo vigilando que no haya nada fuera de lo habitual", explicó.

También comentó: "Al tratarse de una población pequeña, en la que prácticamente nos conocemos todos, la vigilancia se hace mucho más sencilla". Incidió en que cuando detecta una posible acción delictiva, lo primero que hago es "disuadirla" y después llama a la Guardia Civil para que actúe "si no obtengo éxito en la acción", apuntó. Manel es consciente de que no podrá evitar todos los robos, pero si buena parte de ellos. En su opinión: "En este tipo de poblaciones comenzamos a tener problemas serios de inseguridad, por lo tanto, cualquier iniciativa es buena para intentar devolver un poco la tranquilidad a los vecinos". Entorno al balance que realizaba de estos primeros días de servicio indicó que "han sido muy tranquilos, pero solo en apariencia". Manel recordó que Sant Jordi fue uno de tantos pueblos españoles que tuvieron sereno. Además, formaba parte de la plantilla del Ayuntamiento. El último fue Pau, que heredó la profesión de su padre. Por lo tanto, "no es una casualidad que Sant Jordi vuelva a tener sereno, pero no como aquellos de antes que, entre otras muchas cosas, cantaban las horas durante la noche", concluyó.


Opine sobre aquests reportatges:

©1996-2016 Vinaròs News
http://news.vinaros.net    news@vinaros.net